Javier Córdoba, quebrantahuesos 2015

Publicado en Crónicas y Relatos
Visto 1457 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Este año volvía a la QUEBRANTAHUESOS, era mi segunda participación en la mejor prueba de Ciclismo de Gran Fondo en España.

 

Tuve la suerte de entrar en el sorteo y esta vez me asignaron el dorsal nº 6081. 

Este año iba a competir como integrante del equipo Asdent, una lástima que EVA no pudiera estar en la línea de salida pero sí estuvieron Ramón Morales, Jesús Melero y Rafa Rosa. Desde aquí os invito a visitar la web de Asdent para que aportéis vuestra granito de arena y entre todos podamos ayudar a recaudar el dinero necesario para la investigación de la enfermedad de Dent y poder conseguir una posible curación para Nacho. Cualquier aportación es bienvenida y lo tenemos que hacer #TodoPorNacho http://www.asdent.es

A las 7:30 se daba la salida a la prueba, nosotros salíamos desde el cajón gris, pasamos por el arco de salida después del minuto 31.

Salimos muy rápidos pero el salir tan atrás quizás me hizo perder unos minutos que después me hicieron falta para poder conseguir el objetivo, bajar de 7:55′ y conseguir la medalla de oro.

Durante los primeros 30 kilómetros intento recuperar posiciones y localizar un pelotón que me lleve hasta la base de Somport, primer puerto del día. En esta primera parte sufrimos viento en contra aunque tampoco nos provocó gran pérdida de tiempo.

Coroné Somport con buenas sensaciones, decidí saltarme el primer avituallamiento ya que llevaba iso y comida para los primeros 80 kilómetros. Bajada muy rápida y nos metemos en la parte francesa. Sigo buscando mi sitio y encuentro un pelotón que me aporta comodidad en el ritmo y me lleva hasta el giro a la derecha y comienzo del segundo puerto, Marie Blanque. Para mí, el puerto más duro de la Quebrantahuesos. Pongo mi ritmo y comienzo a sufrir, rampas del 12 y 13% en los últimos 4kms del puerto, ritmo muy lento y muchísima gente pasándolo mal. Esto se relantiza muchísimo ya que la carretera es muy estrecha y te impide adelantar. Procuro no quemarme y subo hasta escuchar al “Gaitero” enorme alegría al coronar el Marie Blanque y ver al Gaitero con su gaita.

Bajo el Marie Blanque con mucha precaución y en seguida nos metemos en la ascensión del Pourtalet, puerto de 28 kilómetros que acaba en la frontera española. Un puerto que ya conozco y donde tienes que aplicar tu mayor fondo, coger la cadencia adecuada e ir restando kms, un puerto muy exigente para mente. En ese momento pienso que voy bien de tiempo, sigo disfrutando aunque aquí ya comienzo a tener las piernas bastante cargadas. Llego al primer avituallamiento y relleno bidones, tomo gel y sales… y continuamos la marcha con el único objetivo de llegar al siguiente avituallamiento para comer algo de sólido.

Faltan 8 kms para coronar, segundo avituallamiento… me como un plátano, medio bocadillo, gel, iso y para arriba, me vuelve a pasar lo mismo que el año pasado, espectaculares 8 últimos kms con una cadencia muy rápida que me hace coronar con muy buenas sensaciones.

Bajando intento recuperar y vuelvo a analizar el tiempo, voy justo para bajar de las 8 horas, tenía que apretar para garantizar la medalla de oro. Me salto el avituallamiento de Formigal ya que llevo medio bocadillo y un plátano de reserva, me lanzo a por el último puerto, Hoz de Jaca.

Aquí creo que es donde perdí esos minutos tan valiosos, subiendo las durísimas rampas de Hoz de Jaca, me entran unas rampas en el abductor derecho, intento ponerme de pie y pedalear con la pierna bien estirada, esto me impide ir a buen ritmo aunque consigo coronar. Miro el crono y veo que el objetivo se escapa, igualmente no pierdo la ilusión por el objetivo e intento dar lo máximo. Me uno a grupo de 30 ciclistas y comenzamos a tirar bien fuerte, de Hoz de Jaca a Sabiñánigo volamos, media superior a 40 km/h. Las molestias habían desaparecido y sigo dando mi máximo, incluso doy relevos para intentar bajar tiempo aunque quedando 10k veo que el sueño de la medalla de oro se pierde.

Llego a meta y me quedo a 13′ del objetivo, una pena, pero estoy satisfecho, disfruté muchísimo y me sentí ciclista, no siempre salen las cosas como uno desea pero lo más importante era acabar sin daños físicos y disfrutar el máximo posible, ambas cosas cumplidas y otra QUEBRANTAHUESOS para la saca.

Reconozco que durante la prueba me obsesioné con el tiempo, marcarte un objetivo de tiempo en una prueba tan larga es bastante duro. Igualmente era un entrenamiento más pensando en el principal objetivo del año, el IRONMAN DE FRANKFURT.

Ahora toca saborear el gran fin de semana que hemos pasado en el Sobrarbe, felicitar a todo el equipo de Asdent por el carrerón que hicieron y decir que el año que viene volveremos… y será con la presencia de EVA, ok? Yo particularmente volveré a luchar por la medalla de oro, soy cabezón y siempre busco mi mejoría personal, dicen que a la tercera es la vencida, nos vemos en el 2016!!

 

#RoadToQuebrantahuesos2016

Javier Córdoba ( www.javiercordoba.net    @JavierCo)

Modificado por última vez en Domingo, 01 Noviembre 2015 09:28

Debes Leer

10 Diciembre apertura inscripciones Desafio Titánico

10 Diciembre apertura inscripciones…

06 Dic 2017 Marchas Carretera

La XII Marcha La Ribera Roquette homenaje a Ángel Casero

La XII Marcha La Ribera Roquette ho…

20 Sep 2017 Marchas Carretera

IV MARCHA CICLOTURISTA LA TITANICA

IV MARCHA CICLOTURISTA LA TITANICA

18 Sep 2017 Marchas Carretera

MARCHA CICLOTURISTA GRAN FONDO LA FALLA - 3 Septiembre

MARCHA CICLOTURISTA GRAN FONDO LA F…

28 Jun 2017 Marchas Carretera