Publicado en Crónicas y Relatos
Visto 127 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Etiquetado como

 

El domingo pasado, 12 de Marzo se celebró la I Marcha cicloturista de Tous, que abría la extensa temporada de cicloturismo de la provincia de valencia con muchas pruebas nuevas este 2017. La Marcha de Tous está incluida en el Ranking de cicloturismo de la FCCV.

 

Dado que es la primera prueba de año y los ciclistas aún no se encuentran en su mejor forma, la organización opto por un recorrido de 110 kilómetros con 3 puertos de montaña e infinidad de repechos.  Nosotros personalmente no habíamos hecho esta vuelta nunca pero conocíamos parte del recorrido de otras marchas y por algunas salidas, ya que la marcha transcurre por zonas muy transitadas por los ciclistas de la comunidad Valenciana. 

Llegamos a Tous una hora antes de la prueba para no ir con prisas y poder recoger el dorsal y los regalos con tiempo y poder tomar un café.

La mañana no era muy fría, unos 10 grados y la previsión decía que llegaría a los 20 grados a medio día, así que como muchas mañanas la conversación más escuchada era “Que ropa me pongo”, nosotros optamos por pantalón corto y un maillot largo de entre-tiempo con un chalequito por si las moscas, ya que pese a las buenas previsiones, había una niebla bastante intensa. Acertamos totalmente con la decisión, por despiste olvide los guantes y pensaba que iba a tener frío en las bajadas, pero al final no tuve que lamentar el error.

A las 9 se dio la salida a la marcha con una participación de 700 ciclistas, que para ser una primera edición es un gran éxito, nada más comenzar, a pocos metros de la salida empieza el primer puerto y nos tenemos que poner manos a la obra, es una gran manera de entrar en calor y que la gente vaya cogiendo su posición natural dentro del gran grupo que enseguida se partió en mil pedazos.

El puerto de Tous no es muy complicado, ni por dureza ni por distancia y si a eso sumamos que estamos frescos, en un visto y no visto nos encontramos coronando el puerto y enlazando las primeras curvas del descenso, algunas de ellas tan bonitas cómo peligrosas, pero bien advertidas por los voluntarios. 

Y llegó el gran momento que estábamos  esperábamos, uno de esos tramos mágicos que te encuentras cuando vas con la bici y que cuando lo ves te quedas con la boca abierta;  más aun sabiendo que la carretera que transcurre por la presa de Tous está cerrada el resto del año y que sólo es transitable en un par de ocasiones al año. Transitar por encima de la presa y tener las vistas al pantano es una pasada.

Después de un montón de repechos y ya sin niebla, afrontamos el segundo puerto de la jornada “Puerto de Bicorp” con una carretera en perfectas condiciones, sin tráfico y mucha ambientación por parte de muchos aficionados. La banda joven de Sumacàrcer, situada en la parte alta del puerto se podía escuchar desde las primeras rampas, y son detalles cómo este el que hacen de una marcha, un evento especial al que quieres volver y que en parte me recordó a los diferentes grupos de animación de la Ruta de los Castillos. Poco a poco fuimos superando las rampas hasta encontrarnos al Fondo a la Banda de música que no parada de animar a todos los cicloturistas. Una vez coronado el puerto los repechos se sucedían por varios kilómetros hasta que por fin nos encontramos el descenso. Un descenso rápido y bonito, con unas grandes vistas y curvas bien asfaltadas que te daban confianza para poder trazarlas con cierta tranquilidad. Pese a todo, la seguridad es lo primero, no somos profesionales y no nos jugamos nada, además casi al final nos encontramos con un ciclista que estaba siendo atendido por la ambulancia después de una caída  y que nos hizo a todos poner los pies en el suelo y reducir la velocidad instintivamente.

A estas alturas de la marcha aun nos quedaban fuerzas y tocaba afrontar la última dificultad del día “el puerto de Dos Aguas, así que empezamos a subir coronas y nos pusimos manos a la obra, poco a poco íbamos cogiendo a ciclistas que iban ya notando el cansancio. Poco a poco  y sin darnos cuenta nos encontramos con la cima del puerto y el segundo avituallamiento de la jornada. En esté si paramos a reponer algo de agua y a tomas una barrita.

Después de un par de minutos estirando las piernas, retomamos la marcha y afrontamos el último descenso de Dos Aguas, el cual conocíamos bien, pese a que la carretera está en perfectas condiciones hay que ir muy atento porque en este descenso se cogen velocidades elevadas y hay muchas curvas enlazadas y una mala trazada en una curva hace que no tengas tiempo para reaccionar y te comas la siguiente.

Una vez finalizado el descenso, había que encontrar un grupo para afrontar los últimos 30 kilómetros llanos ya que el viento soplaba de cara y hacer este tramo en solitario se podría hacer largo. Al finalizar el puerto intento coger a un grupo que tengo a la vista, pero no consigo hacerme con él y desisto de mi empeño, suerte la mía que me alcanzó un pequeño grupo de unos 5 ciclistas, al cual consigo engancharme e ir recuperando del esfuerzo previo.

Los últimos kilómetros de la prueba en paralelo al canal, se me hacen largos porque el grupo en el que transito va cómo una moto y los sube-baja del camino se hacen duros y peligroso. De hecho un ciclista se cae el suelo delante mía, por suerte cayo hacia el otro lado, giro la cabeza y veo que varios ciclistas se quedan con él, así que sigo con el grupo y espero que solo sea chapa y pintura. A los pocos minutos nos adelanta la ambulancia y supongo que llevaran al compañero que cayo hace unos kilómetros.  Después de estos últimos kilómetros un poco pestosos, llegamos a Tous y cruzamos la línea de meta. Una vez finalizado el esfuerzo, no pudimos evitar el comernos una de estas hamburguesas tan sabrosas y saborear una cervecita bien fresca.

Pese a ser una marcha corta, me siento contento porque hacía 5 años que no participaba en ninguna marcha cicloturista,

Durante el transcurso de la marcha, pudimos encontrar caras conocidas y compartir parte del trazado con viejos amigos. Fue una alegría volver a ver a Julian de ciclismo valenciano, como speaker, a Jorge de la Pobla Llarga siempre rodando con su chica, a Alberto el eterno presidente de Lo Rat Penat y Joaquin Gayete, compañero de fatigas y recuperado al 100% de algún atropello grave.

A nivel general, es una marcha que recomendaríamos al 100%, pese a ser su primera edición la organización estuvo a una gran altura con detalles de mucho nivel (gente en todos los cruces y curvas peligrosas, avituallamientos copiosos, banda de música animando el puerto, comida final). Pese a no ser un recorrido muy largo ni con puertos muy largos, al final se sufre bastante y no es un paseo. El paisaje espectacular, un me quedo con la frase de Alberto “es la Irati Valenciana”, ahí es nada la comparación que escuche.

El año que viene seguro que repetimos.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Modificado por última vez en Domingo, 19 Marzo 2017 11:17

Deja un comentario

Marchas ciclistas no se hace responsable de los comentarios de los usuarios

Debes Leer

Festival de Ciclismo en el Circuit Ricardo Tormo

Festival de Ciclismo en el Circuit …

23 Mar 2017 otras Modalidades

Plan Entrenamiento QuebrantaHuesos 2017
Presentacion Marcha La Titanica - 16 Septiembre 2017

Presentacion Marcha La Titanica - 1…

09 Ene 2017 Marchas Carretera

Marchas Cicloturistas Internacionales Recomendadas

Marchas Cicloturistas Internacional…

18 Dic 2016 Marchas Internacionales

Marchas Cicloturistas recomendadas para el 2017

Marchas Cicloturistas recomendadas …

12 Dic 2016 Marchas Carretera